11 de Octubre, 2006

BAJO EL COBIJO DEL CIPRÉS

Por pau - 11 de Octubre, 2006, 13:49, Categoría: General


En mi país la gente vivía en grandes casas, muchas veces, aisladas entre ellas. Los caminos eran difíciles y atravesaban valles y montañas repletas de frondosos bosques.

A estas casas se les llamaba Masías y, en ellas, vivían familias enteras, desde los abuelos propietarios hasta sobrinos y nietos, los trabajadores y sus familias...

La Masía era un centro cultural, político y económico muy importante. Se sabe de Masías habitadas por doscientas o trescientas personas. Y, algunas de ellas, con el tiempo, llegaron a convertirse en verdaderas poblaciones, con casas adyacentes a ella en el interior de su territorio.

Las Masías disponían de gruesos muros y fuertes portones de madera, altas y pequeñas ventanas en su fachada exterior, una capilla y torreones de defensa, ya que, en otros tiempos, los caminos estaban infestados de bandoleros o partidas de mercenarios sin trabajo.

En el interior de la Masía existían dos o más comedores. Uno para los amos, donde se comía lo mejor, y el otro para los trabajadores, donde todo el mundo se alimentaba con el mismo rancho.

 

A la entrada de muchas masías crecía un alto y fuerte ciprés. Ello significaba que el caminante o viajero sabía, a lo lejos, que allí podía encontrar hospitalidad y refugio, muy necesario por el clima o bandoleros que pudiera encontrar.

Desde tiempo inmemorial existe la Masía, en mi país ya existía en tiempos de la antigua Roma. Una construcción que siempre ha ido acompañada por el característico y hospitalario ciprés.


 

El Blog

Calendario

     Octubre 2006  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31      

Categorías

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog