CONTRADICCIÓN

Por Pau - 25 de Octubre, 2006, 23:29, Categoría: General


Hoy viajo con mi representante provincial. Debo visitar un cliente para agradecer su ayuda en la solución de un problema de patronaje.
Pasamos frente un cruce de carreteras muy transitado en la entrada de Sabadell.
Dos prostitutas nos llaman la atención. Mi compañero saca la mano y las saluda riéndose muy divertido. Una situación que me violenta enormemente, una de ellas es, parece una niña. No me gusta y se lo digo. A la primera rotonda da la vuelta y pasa otra vez frente a ellas, detiene el automóvil y hablamos, él con cachondeo, yo de manera formal. No es una niña, solo lo aparenta para excitar la morbosidad de ciertos conductores. Su físico llama al engaño y lo aprovecha. Son claramente españolas, su castellano es limpio y culto
Recuerdo lo que cuenta Albert, que hay muchas estudiantes que se prostituyen para sobrevivir mientras se sacan la carrera. Estas no lo parecen, claro. Según él, las estudiantes trabajan en pisos y por contactos.
Hablo con mi compañero...
- No podría acostarme con una mujer de la edad de mi hija.
Se ríe con ganas. Él tiene otra de la misma edad y me da la razón.

Y recuerdo cuando...
Hablando con ella me di cuenta que no la trataba como tal, que lo hacía como adulta que es, mujer adulta y madura, conversación intensa como su sexo, inteligente, desinhibida, profunda e interesante.
No. No he sido sincero, ni con él ni conmigo.
Y tiene la misma edad que Cheli cuando la conocí.
¡No! Yerro. Tiene un año más que ella.
¡Cómo pasan los años y tiempos!

Muchas veces, al observar gestos, escuchar conversaciones... recuerdo y alucino.
Recuerdo la vida que llevábamos, apenas, hace unos pocos años.
Increíble y alucinante.

Subíamos casi cada finde a nuestra gran casa del Pirineo, nuestra antigua comuna.
Con Cheli, uno de cada dos a causa de sus guardias.
Una vez allí jugábamos a las cartas, como siempre hicimos antes de conocerla. Jugábamos para descubrir cual de ellas pasaría el finde con sexo absoluto. Jugábamos todos pero eran ellas la que ganaban o perdían. Nosotros solo hacíamos de comparsas, solo jugábamos por hacer algo. La canasta y en parejas. Yo siempre con Vicki, Cheli con Jota, M con Pere y Joan con Susana. Las parejas eran fijas pero cuando una ganaba era ella la que chillaba de gozo.
El premio era pasar el día con todos y a saco. Pere y Susana duraron poco ya que, por razones de trabajo, marcharon a Madrid.
Al poco la cosa se deshizo. Jugábamos igualmente pero la fiesta solía terminarla Cheli. Las demás, por aburrimiento, falta de ganas... eso sí, con naturalidad, solían dejar que fuera ella la que llevara el peso de la juerga.
Tres o cuatro parejas, siempre los mismos salvo contadas y sonadas excepciones, un finde tras otro, divertidos, alegres... Comer, beber, pasear por la montaña, reír, jugar y follar. Con gracia, simpatía, naturalidad, amor y cariño.
Luego, el resto de la semana era pura fiebre. La primera mitad recordando y la segunda pensando en lo que pronto vendría.
Los chavales jugando en los prados o de excursión con una de ellas. Nosotros divirtiéndonos con las fantasías más descabelladas hasta el agotamiento.
Sexo, erotismo y sensualidad sin freno.
De noche nos acostábamos sin mirar ya con quien, la conversación, sueño o apetencia lo marcaba sin que nadie forzara la situación. Si una de ellas tenía el período y no le apetecía, podía dormir sola. Siempre había otra que lo hacía con dos.
Mientras, los niños durmiendo en el piso de arriba, todos juntos, alegres y divertidos. Para ellos era como su recinto particular donde los mayores no entraban sino, tan solo, para limpiar y preparar las camas.

Y pide que le cuente historias de entonces. Me habla de sus amigos, experiencias, inquietudes...
Una mujer con bagaje, mucho bagaje.
Y ahora pienso que los tiempos han cambiado horrores. Hoy los jóvenes son más adultos y responsables. Su madurez los reprime, piensan demasiado en las consecuencias y no en su placer.
¿Qué le iba a contar?
Me lee, es una de los que lo hacen. Si sigue mi historia, ya sabrá.

No. Nada es comparable.
Solo sé que para nada envidiamos su forma de vivir y, ellos, en cambio, la nuestra sí.


Permalink ~ Comentarios (1) | Referencias (0)

Comentarios

Enviado por Steam Man (Contacto, Página)
Fecha: 13 de Noviembre, 2006, 19:55

Para mi "Contradicción" es la mejor palabra que define al ser humano. Para bien bien y para mal mal. Lejanos y cercanos saludos, desde luego.

~~~

El Blog

Calendario

     Octubre 2006  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31      

Categorías

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog