EL PASADO VIERNES

Por Pau - 28 de Octubre, 2006, 23:10, Categoría: General


El viernes fui con mi hijo a cenar a casa de mis padres. Se lo debíamos y para uno un padre es un padre.
Lo cierto es que fui sólo por mi padre. Sé lo mucho que me quiere y echa a faltar.
Al despedirnos me llevé una caja de fotos antiguas. No sé si serán las que andaba buscando, tampoco sé si las regalaron al primero que les hizo gracia. Son muy capaces y no sería la primera vez que ocurre algo así. Dieron a mi primo mis cañas de pescar, regalo de mi abuelo y auténtico padre. Se excusaron diciendo que no sabían, pero sí, sabían de sobras lo que hacían y de quien eran, solo que entonces yo era un indeseable para ellos, ahora ya no, ahora los ayudo y valgo algo más.
Hace tiempo decía que no quería nada suyo. Y es así, no quiero nada de nada. Solo las fotos de mis abuelos y algo más que los recuerde, nada más.
Mi hijo es diferente, él tiene algún buen recuerdo de mis padres, pocos y accidentados pero siempre hay algo, un tiempo feliz.

Me vino a buscar al trabajo, pero después de pedírselo con mucha insistencia.
Al fin me dice...
- Vendrá una amiga con nosotros. Vive también en El Masnou y quiero acompañarla.
Llegó tardísimo. Me presentó la chavala y lo entendí.
A mi hijo le gustan mujeres de verdad, con cara de niña, delicadas y frágiles en apariencia, pero solo eso, apariencia, porque la chavala lo merecía.

Y me recuerda a M, la dulcísima y frágil M, la delicada y de hablar suave; sin ninguna palabra malsonante, fuera de tono o insultante...
Una mujer que, luego, se jugaba la vida y la de los demás, que con voz susurrante emitía directrices que podían decidir la suerte o desgracia de muchos, las dictaba sin arrugarse, con una decisión tan limpia que era imposible refutarla. Hombres fuertes, broncos y sin escrúpulos, seguían y obedecían sin chistar lo que aquella delicada chavalita decidía con melodiosa voz. Hombres que luego, para cubrirla, se jugaban el físico. Y es que M siempre estaba allí, nunca abandonaba nadie, ni en los peores momentos. Si uno de ellos caía en un apuro o encerrona, allí estaba ella y, detrás, los suyos.

Sí. La amiga que Albert me presenta hace que recuerde a M.
Tomo asiento atrás y escucho como hablan.
Me presenta como un padre un tanto peculiar, le dice que un día debe venir a tomar uno de mis mojitos, que soy muy enrrollado...

Siguen hablando, pregunto por la carrera, sus gustos...
Pobre Albert. Ha cambiado sutilmente el chip de su conversación. Pretende gustar pero sin perder su personalidad, eso está bien, demuestra autenticidad. El problema es que, temo, ella no está por la labor.
Le gustan un tipo de mujeres y él gusta a otro.
A él le gustan fuertes, con personalidad y coraje. Él gusta a tontitas que ríen a la primera chorrada, eso sí, las pijitas son guapas, tienen una buena entrada.
A veces, muy pocas, le digo...
- ¿Pero te das cuenta que está loquita por ti?
- Ya, ya...
- Está buenísima, chaval.
- Sí, pero es tonta.
Y entonces, ¿qué más le puedo decir?
Un padre convencional, que se aprovechase. Y se tiraría de los pelos al verlo pasar de ello. Yo no, yo le entiendo y pienso como él.
El tiempo pasa volando y las tontitas distraen tu atención. Mientras tonteas con una de ellas, puede pasar volando algo que de verdad valía la pena.

Permalink ~ Comentarios (3) | Referencias (0)

Comentarios

Enviado por kasandra (Contacto, Página)
Fecha: 30 de Octubre, 2006, 10:29

Hay algo que disiente. Entre lo que yo entendí en algún momento y lo que leo aquí hoy. Pero supongo que lo entiendo. Aunque del todo No. Para qué te voy a mentir.

Un beso.

~~~

Enviado por pau (Contacto, Página)
Fecha: 30 de Octubre, 2006, 10:54

¿En qué, Kasandra?

~~~

Enviado por Anónimo (Contacto, Página)
Fecha: 31 de Octubre, 2006, 16:03

No sé, es por algo que te leí en otra parte. Ya te lo comentaré un día

Un beso

~~~

El Blog

Calendario

     Octubre 2006  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31      

Categorías

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog