2 de Noviembre, 2006

LA MALA HISTORIA

Por Pau - 2 de Noviembre, 2006, 23:51, Categoría: General

Hace unos días una mujer muy entrañable para mí vino a visitarme.
Siendo sincero he de reconocer que más que visitarme, lo que vino es para ver mi producto. La cuestión es que siempre queda mejor lo primero que lo segundo.

- ¿Sabías Pau que la señora B... ha muerto?

Mi proverbial falta de memoria para los nombres hace que deba utilizar los muy oxidados engranajes de mi cerebro.
Cuando consigo enlazar el nombre a la imagen, el recuerdo me sobresalta.
Hacía aproximadamente una semana que la imagen de la estupenda mujer me vino a la memoria. No había un porqué para ello pero me vino como un flash de ella y su hija.
Mujer trabajadora, fuerte e independiente.

- ¿Y cuándo fue eso?
- Hace una semana.

Telepatía, supongo.

Dicen que cuando mueres, en pocos segundos pasan por tu cerebro todas las imágenes de tu vida, eso si el tiempo tiene algo que ver con ello.
La telepatía ya no es un fenómeno, es una certeza, un sentido tan natural como puede ser el tacto u olfato.
No es la primera vez que me ocurre y seguramente no será la última.

Mis circuitos neuronales no andan demasiado bien.
Cuando dimos por terminados nuestros tiempos revueltos, alguno de nosotros no lo asimiló bien.
¿Demasiado?
¿Cuándo es demasiado y cuándo suficiente?
Nadie lo sabe.
Lo seguro es que fui de los que no lo asimilaron.
Bebida y droga. Trabajos basados en la violencia y agresión, después fueron la moda y el dinero fácil, un entorno falso...

Un día me levanté de la cama sin recordar donde había aparcado el coche ni como había llegado a casa. Aquel día me di cuenta que mi mente andaba por un camino muy distinto a la realidad.
Me lavé, afeité, salí a la calle, vendí el negocio y me largué con mi amiga a Perú, Lourdes era una mujer limpia y salvaje, no estaba contaminada, hacía que no recordara nada ni nadie.
Volví nuevo, castigado pero absolutamente nuevo. Comencé una historia sin armas ni pesadillas, sin antiguos lastres. Mis amigos me ayudaron mucho, los de la comuna, los impresentables. Entonces fue cuando redescubrí a M, la mujer que nunca se derrumba. A Pili, la que nunca abandona un amigo. A Jota, el amigo-hermano que siempre está donde debe. A Anna, la valiente mujer capaz de entregar su vida por un amigo. Y tantos otros... incontables.

Ahora mis neuronas vuelven a enlazarse poco a poco. El desequilibrio espacio-temporal va subsanándose a medida que escribo. La confusión que sirvió para escribir una parte de la historia de la Crisálida apenas ya existe.
Me doy cuenta, al pensar en la anterior conversación, que no ha pasado tanto tiempo, que debería recordar con más facilidad. Me cuesta situar el momento, los sucesos de entonces para relacionarlos en un tiempo concreto.
La droga hace mucho daño. Ha pasado mucho tiempo y aun se dejan sentir sus efectos.
Hoy ya no puedo escribir con tanta libertad. He de reprimir la soberana y legítima tentación por algo más importante y de más calado: La amistad.

El Blog

Calendario

<<   Noviembre 2006    
LMMiJVSD
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30    

Categorías

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog