9 de Noviembre, 2006

FALTA DE TIEMPO

Por Pau - 9 de Noviembre, 2006, 22:40, Categoría: General


Falta de tiempo, exceso de trabajo, la enfermedad de Cheli, la historia de M... hacen muy difícil poder escribir, sobre todo poder repasar mis escritos, leer y enriquecer el escaso vocabulario que dispongo. Solo el hecho de intentar acentuar algunos adverbios con la corrección debida, hace que pierda un tiempo precioso necesario para otros menesteres.

La moda, siempre el mismo problema. Nuestro producto se vende, han cerrado muchos negocios, tiendas y competidores, eso hace que deba esforzarme en calidad, en la precisión de mi patronaje, en el exceso de pequeñas partidas dada la cantidad de modelos que produzco.

Hoy escribo aprovechando la avería en una unidad del Metro. He dejado pasar un convoy atiborrado de gente, cojo el siguiente y escribo de pie, en un rincón y a presión. No sé como saldré cuando llegue a mi destino.

Mucha gente con el periódico bajo el brazo, gente joven. Antes eso no ocurría, los jóvenes no leían el periódico, ni jóvenes ni viejos. Las personas han cambiado, eso es lo que ocurre, y los políticos no, esos siguen pensando que gobiernan a tontos.

Parece ser que mi hijo ha conseguido que la chavala que le gusta se acerque a él.
La verdad es que lo celebro. Me gusta mucho esa tía, además es su estilo, aniñada y de apariencia inocente.
Parece mentira como ha cambiado Albert. Antes le gustaban inocentes y tontitas, ahora le gustan las que lo parecen y no lo son, ahora le gustan fuertes, valientes e inteligentes.
He visto como C ha terminado convirtiéndose en su gran amiga, tanto ella como su excompañera, y también como disfruta de la amistad y confianza con sus compañeros.

Ayer me decía que de caer en una dictadura no lo podría soportar y cogería un arma.
Me lo quedé mirando... demasiado impulsivo y visceral ante la injusticia. Mi hijo sería buena carne de cañón pero nunca un buen guerrero.

Los buenos guerreros no caen en la trampa del sentimiento, no cometen errores, son silenciosos y aparentan aceptar las cosas tal como son y saben pasar desapercibidos. Los buenos guerreros se dejan querer, dan a entender comprensión y solidaridad pero sin mojarse demasiado, denotan motivación pero hacen que tienen otras cosas más importantes, hasta que al final los tratan de miedicas y cobardes, de individuos no comprometidos con ninguna causa. Ellos, los buenos guerreros, han sacado nota de todo, han calibrado y valorado quien caerá, quien traicionará, quien sobrevivirá, quien es el infiltrado... Luego, más tarde, otro guerrero como él se aprovechará de su información y utilizará a cada uno de ellos como mejor le parezca, los utilizará sin remordimientos ni escrúpulos.

No, Albert nunca será un buen guerrero. Es demasiado vehemente y escrupuloso para ello. No es ni se parecerá nunca al gran hijo de puta de su padre. Albert es como su madre, un constructor y no un destructor despiadado.


El Blog

Calendario

<<   Noviembre 2006    
LMMiJVSD
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30    

Categorías

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog